Todos los tamaños son bienvenidos en nuestras piscinas para perros

 

En Perros al Agua no hacemos distinciones. Y mira que los perros pueden llegar a ser distintos, ¿verdad? Hay razas más pequeñas que un gato, y perrazos que casi podrían cabalgarse. Sin embargo, todos ellos pueden convivir en armonía y pasarlo de maravilla en nuestro parque acuático canino.

¿Cómo lo hacemos? Pues con sentido común, unas instalaciones pensadas para todo tipo de perros, y unas pequeñas normas de seguridad básicas que cumplimos a rajatabla. El resultado siempre es el mismo: un día de auténtica felicidad para nuestros peludetes, y para sus dueños.

 

Nadar con tu perro

 

La normativa básica para la convivencia de los perros en nuestras piscinas

Las normas de nuestro parque están pensadas exclusivamente para la seguridad y la convivencia de todos nuestros visitantes, de cuatro y de dos patas.

En primer lugar, las hembras en celo son los únicos perros que no pueden entrar en el parque. Su presencia alteraría el comportamiento de los machos, y podrían darse situaciones incómodas o indeseadas. ¡Lo sentimos mucho, pero seguro que se resarcirá en cuanto acabe el celo!

En segundo lugar, las piscinas son para los perros. Los humanos pueden entrar en ellas y acompañar a sus perros todo lo que quieran, pero no se puede nadar en ellas. El motivo es que habrá grandes perros nadando y jugando, y también saltando por el tobogán. ¡Sería muy fácil que ocurriera un accidente!

Y en tercer lugar, los niños menores de 10 años sólo pueden entrar en las piscinas acompañados de la mano de un adulto. El motivo es el mismo que en el anterior punto: con tanto perro excitado alrededor los niños podrían hacerse daño.

 

¿Qué pasa con los PPP (Perros Potencialmente Peligrosos)?

 

Nada en absoluto: en nuestro parque pueden entrar todos, y correr en libertad sin correa ni bozal. En nuestro parque las siglas PPP significan Perros Para Piscinas. ¿Por qué? Pues porque el gobierno, para elaborar la lista de perros potencialmente peligrosos, se basa en sus características físicas, como la musculatura o el tipo de mordida. No en rasgos de comportamiento. Y esto es así porque el comportamiento de cada perro depende siempre de su educación y su experiencia con los humanos. Cualquier perro, de cualquier raza, puede ser más o menos sociable.

Es responsabilidad de cada dueño conocer el carácter de su perro y saber si podrá relacionarse tranquila y pacíficamente con los demás perros y humanos. A los dueños de PPP, como aparece en nuestras normas y recomendaciones, lo único que les pedimos es traer siempre la licencia administrativa y la certificación de la inscripción del animal en el registro municipal de PPP. También recomendamos traer una fotocopia de la cartilla del veterinario (con las vacunas al corriente), y los datos del propietario actualizados.

Cumplidos estos mínimos requisitos legales… ¡que corran y disfruten!

 

Perros Potencialmente Peligrosos

 

¿Cómo evitar que un perro grande me arrolle a mi chiquitín?

 

Muchos dueños de perros pequeños tienen miedo de que puedan surgir conflictos peligrosos con perros más grandes, o sobre todo que les hagan daño involuntariamente al correr, saltar, nadar o tirarse por el tobogán. ¡Realmente algunos atropellos podrían ser muy aparatosos!

Pero, además de una supervisión constante, nuestro parque está diseñado precisamente para que cada tipo de perro tenga sus espacios donde jugar en libertad y con seguridad.

Disponemos de dos piscinas diferentes. La mayor está destinada a perros de más de 10kg, y la menor a perros de menos de 10kg de peso, y en cada una de ellas hay toboganes, casetas, tablas de surf y juegos varios. De esta forma, cada uno juega en su liga, por así decirlo, y los accidentes desaparecen.

 

Perros mini en piscinas

 

¿Y si mi perro es muy tímido con el agua o le cuesta nadar? ¿No hay riesgo de “atropellos”?

 

Nuestras piscinas están diseñadas para una introducción gradual en el agua. Los perros nadadores expertos podrían saltar hasta de un trampolín, pero los tímidos disponen de una amplia orilla de poca profundidad, donde chapotear y remojarse sin riesgo. Y disponemos también de chalecos salvavidas para ayudar a nadar a los que tengan más dificultades.

Nadie puede eliminar al 100% el riesgo de un choque puntual, porque son perros y están jugando. Pero tú siempre podrás acompañar a tu perro en el agua (de pie, sin nadar), y nuestra experiencia nos indica que siguiendo las indicaciones que te hemos explicado aquí los incidentes se reducen a lo excepcional, y todos los perros se lo pasan de miedo, sean de la raza o el tipo que sean.

Todos los perros son bienvenidos en nuestro parque acuático canino, así que… ¡Perros al agua!

Deja un comentario

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.